Dante!
Dante! El Latex al servicio del Arte

Fabricación de Moldes de Látex

Los moldes de Látex obtenidos a partir de una pieza original reúnen grandes ventajas que los hacen particularmente útiles:

  • Permiten una gran fidelidad de copia
  • Son económicos
  • Son fáciles de fabricar
  • Tienen una larga vida útil
  • Se pueden usar para obtener piezas en muy variados materiales: yeso, resina, jabón, parafina para velas, látex, etc
  • Por su extraordinaria elasticidad, se pueden hacer en una sola pieza, sin tacelar, lo que permite obtener piezas sin “costuras”, facilitando el desmolde, aun en piezas difíciles.

Nota Importante: por sus características, al secar los moldes de látex sufren una contracción del orden del 15%, dependiendo de la forma, el tamaño y el sistema de secado. Por lo tanto, esta contracción debe ser tenida en cuenta si importa el tamaño final de la pieza a reproducir.

Piezas pequeñas utilizando látex LPF y NR01

1.      Colocar la pieza en el fondo de un recipiente lo más parecido en tamaño a la pieza a reproducir, pegándola con un poco de látex.

2.      Pintar la pieza con desmolDante, cuidando que no queden depósitos.

3.      Medir el volumen del recipiente menos la pieza y preparar algo más de ése volumen de látex LPF mezclado con 3 partes de NR01 cada 100 de látex. Mezclar íntimamente por 30 segundos, pero no agitar para no incorporar aire a la mezcla.

4.      Volcar inmediatamente la mezcla en el recipiente, cuidando de cubrir bien la pieza.

5.      Golpear suavemente sobre una superficie dura para eliminar la burbujas que puedan quedar atrapadas.

6.      Al cabo de unos minutos, la mezcla dejará de estar líquida y ya no fluirá.. Cuando esto sucede, se puede colocar el molde a curar, ya sea en un horno a no más de 100°C o al vapor, dentro de un recipiente al fuego con agua suficiente como para generar vapor durante todo el proceso de cocción. El molde debe quedar en contacto con el vapor, cuidando que no toque la superficie del agua. El tiempo requerido para una cocción definitiva es variable en función del tamaño y la forma del molde, pudiendo variar entre 45 minutos y varias horas.

7.      La cocción completa se verifica cuando el látex adquiere su elasticidad característica, recuperando su forma luego de cada esfuerzo. Se lo puede entonces retirar del recipiente y remover el original. Se habrá obtenido un molde negativo de la pieza original, listo para ser usado.

Piezas Grandes

Cuando la forma y/o el tamaño de la pieza obligan a utilizar un recipiente que requiere mucho látex para fabricar el molde, el método descripto para piezas pequeñas deja de ser adecuado, por la cantidad de látex que requiere o porque el molde resultante es muy macizo, dificultando el desmolde de detalles pequeños o intrincados.

En esos casos, lo recomendado es fabricar un molde  tipo “media”, o sea, que recubra la pieza con una capa relativamente delgada, de modo que pueda ser desmoldado sacando el molde como una media.

Este tipo de moldes obligan a la fabricación a su vez de un contramolde suficientemente rígido: dado que el molde “media” es de paredes finas, cuando se lo llena con material para obtener las copias, por la presión se deforma (se hincha), a menos que esté contenido por un contramolde adecuado para que mantenga la forma original.

Describiremos algunos métodos tanto para la obtención del molde tipo media como para la confección del los contramoldes.

Fabricación del molde tipo media:

Método 1 (clásico): por capas superpuestas

El método clásico de fabricación de moldes tipo media consiste en aplicar capas sucesivas de látex sobre el original, secando entre capas mediante aire caliente y repitiendo la operación hasta obtener un espesor adecuado. Las capas se aplican por pincelado, sopleteado o cualquier método equivalente.

El inconveniente de este método radica en que cada capa aplicada es de sólo algunas décimas de milímetro de espesor, por lo cual obtener un espesor de uno o dos milímetros puede llevar entre cinco y quince aplicaciones. Si al tiempo requerido por cada aplicación se le suma el tiempo de secado, toda la operación puede llevar desde horas hasta días.

En los casos en que éste es el único método posible (por ejemplo, cuando se quiere obtener una copia de una moldura fija a una pared), o cuando por cualquier otro motivo se prefiere el sistema de capas, es posible acelerarlo considerablemente utilizando Látex Prevulcanizado Espeso LPE. Este látex tiene las mismas características físicas y de estabilidad que el LPF (látex fluido normal), pero incorpora un espesante que lo hace adecuado inclusive para espatular, obteniendo capas gruesas rápidamente. Inclusive, dado la adherencia que existe entre ambos tipos de látex, es posible aplicar una o dos capas de LPF y terminar con una bien cargada de LPE, la primera para garantizar un copiado fiel, y la última para obtener espesor.

En cuanto al contramolde, imprescindible dado el escaso espesor del molde, se confecciona de la siguiente forma:

Contramolde:

1.      Se coloca la pieza, con el molde tipo media ya completamente seco, dentro de un recipiente lo más pequeño posible, y se llena con yeso el espacio entre la pieza y el recipiente..

Atención: si la pieza no es extraíble, se deberá dividir el contramolde en taceles, de modo de permitir la extracción del molde.

2. Para obtener copias, colocar el molde vacío y con desmolDante dentro del contramolde, fijándolo para que no se desplace, y llenarlo con el material que se utilice. Una vez fraguado, separar los taceles del contramolde, retirar la pieza  y desmoldar sacando la copia del molde “media”.

Método 2: por inmersión usando película coagulante NR02

Para salvar los inconvenientes del método clásico, desarrollamos la película coagulante NR02. Mediante su uso, se acelera notablemente la fabricación de los moldes tipo media, haciéndolos prácticamente en una sola operación, como se describe a continuación:

1.      Se aplica película coagulante NR02 sobre la pieza con pincel, soplete, inmersión o el sistema que se considere adecuado, eliminando los excedentes.

2.      Luego de orear la pieza unos minutos, se la inmersiona (lentamente, para no atrapar burbujas) en un recipiente con látex LPF, de modo que quede totalmente cubierta la zona que nos interesa copiar. Para ello habrá sido necesario dotar al original de un sostén que le permita quedar suspendido dentro del látex. Atención: debe tenerse en cuenta al calcular la cantidad de látex a poner en el recipiente, el volumen que desplaza la pieza totalmente inmersionada, de modo de no producir derrames.

3.      Luego de 10 o 15 minutos, remover la pieza del baño de látex (lentamente, para no producir chorreaduras), invertir y colocar a secar (con aire caliente, horno suave, o. inclusive, si no se tiene apuro, al aire).

4.      Si se desea una capa aun más gruesa, se puede repetir la operación: cuando el látex de la primera capa está apenas seco (o sea que se pueda tocar sin deformar), aplicar otra capa de NR02 y repetir el procedimiento. El secado de capas múltiples debe ser muy suave para no producir despegado entre capas.

Nota: el látex que queda en el recipiente luego de la inmersión se recupera totalmente.

5. Una vez completamente seca la “media” de látex, y fabricado el contramolde como se indica más arriba, se puede remover del original, entalcando suavemente.

Método 3: usando coagulante de efecto retardado NR01:

Cuando sea conveniente  un molde de paredes un poco más gruesas, y la pieza a reproducir no sea demasiado intrincada (por ejemplo, una máscara), se puede proceder de la siguiente forma:

1.      Cubrir el original con una capa delgada de arcilla o material similar, de forma tal que queden “alisadas” todas la protuberancias o salientes. La idea es que con la arcilla la pieza sea extraíble, sin trabas.

2.      Colocar la pieza así recubierta en un recipiente adecuado y llenar con yeso

3.      Fraguado el yeso, retirar la piezas. Se habrá obtenido un contramolde.

4.      Remover la arcilla y limpiar prolijamente el original. Dotar al original de un soporte que permita colocarlo y mantenerlo dentro de la cavidad del contramolde.

5.      Aplicar desmolDante.

6.      Calcular el volumen de látex necesario para llenar el espacio entre el contramolde y la pieza. Preparar ese volumen de látex LPF con NR01 (3 partes en 100) como se indicó más arriba para piezas pequeñas.

7.      Volcar inmediatamente en el contramolde y colocar lentamente (para no atrapar burbujas) el original en la cavidad del contramolde.

8.      Luego de unos minutos, verificar la coagulación del material (tocándolo con el dedo). Habrá fraguado cuando el material no se pegue al dedo y ya no sea fluido.

9.      Luego de 30 minutos de coagulado, poner a secar en horno o vapor, hasta cocción total (de 45´ a varias horas, de acuerdo a la pieza).

10.  Una vez seco, remover la pieza del contramolde y el molde de la pieza: se habrá obtenido un molde de látex del espesor de la capa de arcilla que se aplicó en el punto 1.

11.  Para fabricar las copias, colocar el molde (tratado con desmolDante) dentro del contramolde y vaciar dentro la mezcla a utilizar. Desmoldar una vez fraguada.

Método 4: Usando coagulante de efecto retardado NR01 y Látex       Prevulcanizado Espeso LPE

Un cuarto método de obtener moldes negativos de piezas grandes y/o muy intrincadas, para las que no es posible aplicar los métodos anteriores, es el de utilizar látex espeso (de alta viscosidad) activado con NR01 en la proporción habitual (3 partes de NR01 en 100 partes de látex)

1.      Cubrir la superficie de la pieza con DesmolDante!

2.      Preparar no más de 100 cc de LPE con 3 cc de NR01. Mezclar bien durante 30 segundos.

3.      Luego de mezclado, aplicar con una espátula sobre el original. Se verificará que, con el transcurso de los minutos , la mezcla se va tornando cada vez más pastosa, lo que permite moldearla con la espátula, sin que fluya. Seguir hasta acabar lo preparado, cubriendo con una capa gruesa la superficie de la pieza..

4.      Esperar el gelificado total del látex. Esto se verifica cuando el material ya no se pega al dedo. Este proceso se puede acelerar aplicando aire caliente con un secador de pelo.

5.      Repetir la operación sobre otro sector del original, tanta veces como sea necesario hasta obtener una capa del grosor adecuado.

6.      Si se desea trabajar con contramolde, continuar aplicando material hasta obtener una superficie sin saliencias, que pueda ser extraída cuando se haga el contramolde.

7.      Secar sin desmoldar hasta que el látex adquiera su consistencia definitiva.

8.      Si se desea, antes de desmoldar fabricar un contramolde, llenando con yeso un recipiente donde se habrá colocado la pieza.

9.      Extraído del yeso, el molde terminado se extrae del original, listo para ser usado.

Dado que las sucesivas capas de látex espeso pegan perfectamente entre sí, se puede agregar por este método todo el material que se  desee.

Una vez terminado, con las manos húmedas, aun es posible moldear el látex para obtener una superficie más pareja. Experimente con el material.

Conservación de los moldes fabricados con látex:

Los moldes de látex son muy durables y los materiales Dante! están formulados para resistir el envejecimiento, pero para aumentar aun más su vida útil es conveniente seguir las siguientes recomendaciones:

  • Es conveniente lavar muy bien el molde en agua apenas fabricado. De ser posible, es muy beneficioso para la goma dejarla toda una noche en remojo. Luego de este proceso, es probable que el molde necesite un leve secado con aire caliente o un horno suave.
  • Después de cada uso, lavar el molde con agua y jabón y secarlo con un paño o con aire caliente.
  • Si no se lo va a usar durante un tiempo, guardarlo limpio y levemente entalcado.
  • No exponerlos al sol durante períodos prolongados.
  • Si por el material en que se moldean las copias es necesario una etapa de secado al calor, elegir la temperatura más baja compatible con el proceso y la urgencia.

Consejo muy útil:
Experimente. No tenga miedo a probar. Es la mejor forma de aprender.

Hecho en Argentina
Realice su Pedido
Nombre

Teléfono

Email

Producto

Consulta / Pedido